InfoHass.Net
InfoHass Slogan

Cultivar aguacate, una esperanza para habitantes de Zautla, Puebla

  • elsoldepuebla.com.mx
  • 16/oct/2017

Tienen año y medio de edad, pero tal vez el próximo, los árboles de aguacate sembrados en 25 hectáreas de la comunidad de Chinampa darán sus primeros frutos y estos la oportunidad de detener la migración en un municipio donde el 86 por ciento de la población es indígena.

Benito Calderón es el encargado del pueblo que hasta 2010 reportó 183 habitantes, 9.4 por ciento menos que los que hubo un quinquenio anterior a ese. Según él, las 400 personas que actualmente viven en la localidad tienen un familiar que ha migrado por falta de oportunidades.

Sin embargo, 24 familias iniciaron un programa de reconversión productiva a través del Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA) que ha tenido varias etapas, desde la colocación de huertos en sus patios, la construcción de una presa y ahora la producción a mediano plazo de aguacate, que podría darles el ingreso necesario para alimentarse y lograr ingresos.

Y es que de acuerdo con la última medición a nivel municipal del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en Zautla, el 80.2 por ciento de la población tiene un ingreso inferior a la línea de bienestar y el 79.3 por ciento está en una situación de pobreza moderada o extrema o por ingresos y carencias sociales.

Precisamente este año, la FAO eligió como tema para conmemorar el Día Mundial de la Alimentación, cambiar el futuro de la migración, invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural.

El proyecto que inició hace cuatro años en la localidad de Chinampa es un ejemplo exitoso de reconversión porque es integral e incluye una presa para captar agua de los escurrimientos de las montañas con la capacidad para almacenar hasta 3 millones de litros, además de que se han tecnificado las parcelas; pero la superficie que puede utilizarse es de hasta 100 hectáreas, dijo Rodrigo Riestra, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT).

Gerardo Aguilar, responsable de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR) que se denomina “Junta Poblana de Productos Libres” y atiende a la localidad, comentó que un solo árbol en sus primeros dos años puede producir hasta 7 kilogramos de aguacate y existen pequeñas parcelas que tienen hasta 15 árboles, aunque con un buen manejo y en la etapa más productiva, uno solo puede ofrecer 250 kilogramos.

“Es un seguro de vida”, destacó el técnico que ha trabajado con las familias desde que inició el proyecto con la capacitación para sembrar hortalizas en traspatio, ya que un árbol de aguacate puede producir hasta por 30 años.

Precisamente Zautla es uno de los municipios serranos en donde las condiciones climáticas como el calor seco y la tierra caliza son idóneas para producir aguacate.

Para este proyecto en especial, del PESA se invirtieron 5 millones 252 mil 445.46 pesos a través de la SDRSOT, que incluyeron obras de almacenamiento, de conducción de agua, de conservación de suelo, de tecnificación de riego y por supuesto, de reconversión productiva.

LAS PARCELAS

En la parcela de Irene crecen árboles de aguacate entre cultivos de maíz, porque según la mujer es difícil prescindir de este último alimento; sin embargo, poco a poco, las personas de comunidades que se han enterado del proyecto han sembrado por ellas mismas árboles del citado fruto al ver la experiencia probada en Chinampa.

Calderón se muestra aún más optimista, ya que aseguró que si de verdad el aguacate puede darles los ingresos necesarios podría reducirse la migración de los oriundos de la comunidad a estados como México o la Ciudad de México, principalmente, aunque también se van a Estados Unidos.

Incluso, hijos, nietos, primos y esposos podrán regresar a la localidad donde la mayor cantidad de mujeres son las que se dedican a la agricultura, agregó.

De acuerdo con el coordinador técnico de la SDRSOT, Roberto López Galván, la presa que además cuenta con otra de gaviones para que el agua llegue limpia al depósito, tiene 20 años de vida y su operación y cuidado será propiedad, una vez concluido el acompañamiento, de los 24 productores.